dimarts, 7 de febrer de 2012

Un separador d'ambients


Hoy quiero mostraros un quilt un poco estraño que realicé el año pasado.

Veréis, cuando supimos que íbamos a tener un bebé hicimos algunos cambios en casa. Y, ya puestos, aprovechamos para pintar el comedor / sala de estar. Como se trata de un espacio bastante grande quisimos pintarlo de dos colores para crear dos ambientes o zonas diferenciados. La idea era muy buena, pero resulta que para conseguir esta partición, una de las paredes quedaba pintada de ambos colores; con lo que se presentó el problema de cómo unir los dos ambientes evitando dejar una línea recta (que a mí me horrorizaba).

Pues, pensando un poco, se me ocurrió que tal vez con un quilt muuuuy estrecho y largo y combinando con cuidado los colores podría quedar muy bien. Y, voilà, el resultado convenció a más de uno:




Para realizarlo, seleccioné batiks de colores anaranjados y violetas para combinar con los colores con los que habíamos pintado la pared. Y añadí también algunos batiks en verde lima para contrastar y dar vida a la cenefa.

Todos los bloques que lo forman son irregulares y de cosecha propia, y recogen diferentes técnicas de costura como la aplicación, el paper piecing, la costura curva, etc. Aquí podéis ver el detalle de algunos bloques:


El quilt mide, de ancho, unos 15cm y de largo toda la altura de la pared, con lo que finalmente conseguí integrar ambos ambientes de forma suave, alegre y original.

4 comentaris:

Esperanza lopez ha dit...

pues me parece una idea genial¡¡ te ha quedado perfecto

Little Green Doll ha dit...

Qué idea más buena!!! Es la solución perfecta para lo que necesitabais. Me encantan las telas y colores que has utilizado. Besos

teresa ha dit...

Pues si, una idea genial. !Que de cosas podemos hacer!!

Paulina Baeza ha dit...

buenísima solución.